Abadía Santa Ana

Casi escondida, en un recoveco de la Calle Císter se encuentra la Abadía de Santa Ana o Abadía del Císter, como también se le conoce. Construida en 1878 por Jerónimo Cuervo y restaurada en 1990, su origen sin embargo se remonta al 1607, en el Convento de Jesús y María junto a la parroquia de San Juan.

Reseñable que desde 1996 cuenta con los restos del artista Pedro de Mena, que tenía su casa taller cerca. Desde 2009 cesó su actividad como convento, ya que la baja demanda de ocupantes obligó a su cierre.

Reseñable destacar, además de su un bello coro y tribuna tras el presbiterio y su fachada sencilla y luminosa con una estatua en terracota de Santa Ana original del XVIII, es que durante las obras de restauración se encontraron restos de las termas romanas de Malaca en su subsuelo.

En la actualidad es la sede canónica de la Real Hermandad del Santo Sepulcro y Nuestra Señora de la Soledad. Trasladando sus imágenes desde la Parroquia de los Santos Mártires a la misma el 25 de enero de 2014.

Compártelo con un amigo

Share on facebook
Share on twitter
Share on whatsapp

Dejanos un Comentario

Tu email no será publicado
Tu email no será publicado

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.