Calle Beatas

Pasear por Calle Beatas es viajar al pasado. Estrecha, con algunos edificios antiguos y bordeando el centro de la ciudad, Beatas es hoy una calle mitad residencial mitad enfocada al ocio. Son muchos los lugares de “marcha” que en ella desempeñan sus funciones con éxito. Y no es extraño ver en las noches malagueñas un nutrido grupo de personas disfrutando de la misma.

Calle Beatas consta de 350 metros de longitud y mantiene el trazado irregular en anchura y rectitud de la ciudad musulmana medieval y está construida junto a lo que fue la antigua muralla. Va desde la Plaza del Teatro hasta Calle Granada, donde ahora resalta con encanto restaurantes de la zona.

Esta calle tiene el origen de su nombre por los dos beaterios o conventos que en ella existían. El de San Bernardo, formado por monjas cistercienses, contaba su iglesia en la que hoy es Calle Cañuelo de San Bernardo, aunque daban a Calle Beatas. El otro convento fue el de la Encarnación, entre Calle Beatas y Aventureros. Ambos fueron expropiados en la desamortización de 1836.

La casa 5 y 7 de esta calle fueron el antiguo Teatro Lope de Vega. En el número 15 se encuentra el palacete del siglo XVIII que pertenecía a los Condes de las Navas, pero ahora está MIMMA (Museo Interactivo de la Música de Málaga). Cuenta con algunos edificios del siglo XIX reconocidos del estilo decimonónico burgués malagueño. En otra época, esta calle fue conocida como Juan José Relosillas. Ha sido restaurada a comienzos de este siglo XXI para alejarla de la dejadez en la que había caído.

Compártelo con un amigo

Compartir en facebook
Compartir en twitter
Compartir en whatsapp

Dejanos un Comentario

Tu email no será publicado
Tu email no será publicado

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.