comares, el balcón de la axarquía

un pueblo de altura en málaga

La diversidad de la provincia de Málaga esconde rincones mágicos, atalayas del pasado o lugares con encanto. Uno de esos muchos secretos es Comares, el balcón de la Axarquía. Este pequeño y coqueto pueblo se encuentra en la posición más elevada de la comarca, a más de 700 metros del mar, y desde sus alturas vigila y controla toda la costa axárquica.

Con unas impresionantes vistas, en Malaguear decidimos hacer una visita para comprobar de primera mano su idiosincrasia, que no cambia con el paso de los años. Para llegar a Comares tienes que armarte de paciencia porque hay unas subidas de categoría. Si prefieres echarle valor y hacerlo en bicicleta, enhorabuena porque es un buen puerto. Pero en coche también tendrás que tener precaución para llegar a tu destino, tanto para subir como para bajar. Son casi 30 kilómetros desde la costa y se tarda algo más media hora en llegar.

Datos de interés

Compártelo con un amigo

Share on facebook
Share on twitter
Share on whatsapp

verdiales, gastronomía y buenas vistas

Pero una vez arriba, Comares muestra su esplendor desde el primer momento. Tiene una Plaza del Balcón de la Axarquía, desde donde se pueden ver casi todos los pueblos que la rodean. Pero Comares tiene mucho más. El Castillo Baluarte La Tahona, los Arcos Árabes, la Tahoncilla, la Meseta y Aljibe de Mazmúllar, la Iglesia de Nuestra Señora de la Encarnación…

De origen árabe, este pequeño poblado mantiene la esencia con el paso de los años. Esas calles estrechas y rodeado de casas blancas típicas de los pueblos axárquicos. Y todo conforme a una antigua muralla. 

Gastronomía

Comares vive de la agricultura, sobre todo, pero también tiene rutas senderistas y buena gastronomía. Nosotros, nada más llegar disfrutamos de las vistas al valle de la Axarquía, callejeamos un poco por su corazón y nos decidimos a reponer fuerzas en el restaurante Molino de los Abuelos. Allí dimos buena cuenta de un plato de migas y de vino del terreno. Pero la comida típica es el gazpachuelo y la sopa puchero.

Verdiales

Y otro de los puntos fuertes de Comares son los verdiales, que es folclore malagueño de pura cepa. Aquí se celebra esta fiesta a lo grande el tercer sábado de julio, pero el pueblo tiene muchos guiños a esta modalidad que tiene su propio estilo y que se diferencian de los que se cantan y se bailan en los Montes porque tienen un estilo muy particular al ser más rápidos de ejecución. 

Comares, un destino curioso para un día de garbeo por la provincia.

+fotos

Entradas relacionadas

Descubre Benamocarra

Benamocarra es uno de los pueblos blancos del interior de la comarca de la Axarquía. Descubre sus monumentos, gastronomía y fiestas populares.

Leer más »

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.