Cómo hacer galletas de chocolate para niños

Algo que puede quedar nique, que puede ser una buena solución para pasar un rato divertido y que los chaveas también aprendan es ponerse el mono de trabajo y meterse en la cocina a ‘experimentar’, aunque pueda quedar algún churrete por ahí. Hoy os vamos a explicar cómo hacer galletas de chocolate riquísimas. Un buen rato de entretenimiento y también una magnífica opción para merendárselas después.

Lo primero que hay que hacer es armarse de valor y paciencia, porque entrar en la cocina con niños puede ser un divertido juego o una experiencia difícil de gestionar. En cualquier caso, hay que mostrar una actitud positiva y abrir las mentes.

Ingredientes para hacer galletas de chocolate

  • 1 huevo
  • 60 g de azúcar de caña
  • 60 g de aceite de girasol
  • 40 g de agua
  • 15 g de cacao amargo en polvo
  • 240 g de harina
  • 1 cucharadita de levadura para dulces

Cuando tengamos la lista de la compra lista (algunos ingredientes seguro que los tenemos en casa), nos ponemos el delantal y comenzamos con la preparación.

Así, sin más dilación rompemos un huevo y lo vaciamos dentro de un bol. Sin batir, echamos el azúcar dentro. Añadimos también el aceite y el agua. Y a continuación añadimos el cacao. Siempre en las cantidades que anteriormente habíamos apuntado. Y con cuidado de no derramar demasiado contenido 😉

Pasamos entonces a la acción. Y es que con una cuchara comenzamos a mezclar todos los ingredientes dentro del bol. Y seguidamente incorporamos la harina y la levadura para continuar mezclando todo junto. Primero con la cuchara y después ¡con las manos!

No tengáis miedo en este último paso, aunque puede que haya que lamentar algún que otro churrete. ¡Que el caos no se apodere de vosotros ni de vuestros peques!

Una vez ya obtenida la masa, comenzamos a hacer las galletas y a darle forma. Podemos hacerlas circulares o como las tradicionales cookies. Es momento de dar rienda suelta a la imaginación. E incluso si tenemos algún molde, también se puede utilizar. Aquí incluso podemos incorporar trozos de chocolate por encima.

Colocamos entonces nuestro preciado tesoro en la bandeja del horno, que con anterioridad hemos cubierto con papel de hornear. Y una vez todas las galletas bien dispuestas, las introducimos en el horno a una temperatura de 180 grados y durante 20 minutos.

Una vez terminado, nuestras galletas estarán listas para ser devoradas por los más pequeños, que seguro que las disfrutan, o incluso por los que no lo son tanto.

Compártelo con un amigo

Share on facebook
Share on twitter
Share on whatsapp

Dejanos un Comentario

Tu email no será publicado
Tu email no será publicado

Post Relacionados

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.