una visita a la cueva de la victoria

cueva de la victoria

Una aventura en Rincón de la Victoria

La Cueva de la Victoria es un viaje en el tiempo, una experiencia única que acaba de abrir sus puertas al público y que se encuentra junto a La Cueva del Tesoro. El equipo de Malaguear se ha puesto la mochila de aventurero cual Indiana Jones para descubrir esta espectacular experiencia y para acercar a todos nuestros malaguers lo que depara esta gran aventura, que dio el pistoletazo de salida el pasado mes de febrero y que ya es una de las atracciones alternativas en la Costa del Sol. Un lugar místico y con mucha magia que es también una de las grutas más importantes del sur de la Península, junto a la ya mencionado Cueva del Tesoro, la Cueva de Nerja, las de Ardales o Benaoján.

Lo primero que tienes que saber es que esta actividad está tipificada como Turismo Espeleológico Activo. Y aunque esté abierta para todas las personas entre 10 y 70 años, lo cierto es que hay que tener cierta agilidad y capacidad física para poderla llevar a cabo. Porque en esta aventura te sumergirás en el pasado, en una experiencia espeleológica atractiva y divertida. La cueva se ha intentado adaptar lo mejor posible para que la accesibilidad sea cómoda, ha respetado la naturaleza del sitio, y con ello la dificultad propia de la orografía.

Es una visita que reúne cultura (hallazgos ancestrales), aventura (espeleología) y diversión. Y es que cuando estás dentro consigues trasladarte a otra realidad donde ves, sientes y respiras lo que durante miles de años nuestros antepasados vivieron por esas galerías. 

Datos de interés

Compártelo con un amigo

Share on facebook
Share on twitter
Share on whatsapp

Un poco de historia

Antes de calzarnos las botas, lo mejor es poner todo en contexto y en situación. Tienes que saber, sin perder un poco la noción del tiempo, que los primeros vestigios de vida humana encontrada en esta cueva son de unos 40.000 años atrás. Son muchos años y todos han ido dejando un pequeño legado. Desde pinturas rupestres en el Paleolítico superior y Neolítico hasta artilugios de caza o huesos de seres humanos, porque también fue una zona mortuoria. 

Se trata de más de dos kilómetros de cavidades llenas de estalactitas y estalagmitas. Un paseo por la naturaleza y el paso del tiempo al que pocos han podido acceder desde el paso de la historia. El paseo histórico va desde el Arte Paleolítico Arcaico, pasando por el Arte Paleolítico Magdaleniense hasta llegar a los enterramientos Neolíticos o el Arte Esquemático de apenas 6.500 y 4.500 años.

La experiencia en la cueva

Así que nos colgamos la mochila, cargamos las pilas y abrimos nuestra mente, porque ese quizás sea el primer gran paso. La visita arranca en las mismas instalaciones que la Cueva del Tesoro. De hecho, la Cueva de la Victoria es una parte de esta gran cueva, que ahora ha sido abierta al público. 

Dicho esto, os contamos nuestra experiencia. Lo primero hay que hacer es reservar la visita, que tiene una duración de entre hora y media y dos horas. Los grupos son limitados (máximo 10 personas), las visitas son reducidas y sólo pueden hacerse viernes, sábados y domingos. Reservamos nuestras entradas por la web de manera muy sencilla. Hay descuento para los residentes del Rincón de la Victoria y para grupos. Y allí que nos plantamos. 

Comenzamos la aventura

Pedro, el guía, hizo de cicerone. Y rápidamente nos pusimos en sus manos para dejarnos llevar. La organización te proporciona casco y luz frontal y te recomienda que vayas con botas de montaña, ropa cómoda y ligera, por lo que incluso es recomendable no llevar mochilas, bolsos, cámaras… Es necesario tener las manos liberadas para lo que está por venir. 

La visita comienza en La Cueva del Tesoro, aunque conociendo una zona que hasta ahora no estaba abierta al público. Así que si ya la has visitado, tranquilo porque todo será nuevo. Allí nos explican las canalizaciones de las diferentes cuevas, el tipo de piedra que predomina (caliza), por qué se forman, las pinturas y sus significados y los diferentes periodos que comprenden… Una auténtica clase de geología y prehistoria muy dinámica y divertida.

Después pasamos a La Cueva de la Victoria, donde profundizamos en la parte más novedosa que se acaba de abrir al público. Una de las maravillas que esperan en esta visita es la Sala del Dosel, donde podrás ver un auténtico hipogeo funerario que precedió en 3.000 años a las famosas tumbas egipcias. O visitar algunas cuevas que han sido exploradas por arqueólogos algunos años atrás. 

Una experiencia única que puedes disfrutar también con nuestra galería de fotos -más abajo- y que no te puedes perder.

+fotos

Entradas relacionadas

Descubre Benamocarra

Benamocarra es uno de los pueblos blancos del interior de la comarca de la Axarquía. Descubre sus monumentos, gastronomía y fiestas populares.

Leer más »
Resumen
La Cueva de la Victoria
Nombre del artículo
La Cueva de la Victoria
Descripción
La Cueva de la Victoria, en Rincón de la Victoria, es una experiencia espeleológica, una aventura en el tiempo que Malaguear os acerca.
Autor
Publisher Name
Malaguear
Publisher Logo

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.