Prehistoria y edad antigua

Foto Nany Lavado

Málaga es una de las ciudades más antiguas de Europa. Al encontrarse abierta al mar, ha acogido con el paso de los años a numerosos pueblos y culturas. Pero todo empezó hace mucho tiempo, cuando las ruedas no existían y el fuego era el mayor invento del mundo….

En Málaga, sobre todo a lo largo y ancho de su provincia, hay restos de vida humana desde hace millones de años. Los Dólmenes de Antequera, los yacimientos de Nerja o restos de pinturas en piedra en Rincón de la Victoria son algunos ejemplos.

Pero la historia, en Málaga, comienza a tener peso e identidad con la llegada de los fenicios (siglo VIII A.C.). Tras ellos, los cartagineses, los romanos y los bárbaros pasaron por nuestra ciudad hasta cerrar la Edad Antigua (siglo V). 

Prehistoria

La prehistoria es el periodo más largo de la historia pero también el más desconocido. La falta del lenguaje y la escritura en aquellos años complica el poder conocer más a fondo sobre esa etapa. Pero sí hay algunas pistas que muestran que en Málaga hubo hombres que cazaban, fabricaban herramientas básicas, descubrían el fuego o incluso pintaban en las paredes de las cuevas.

Pero al comienzo de todo no había casi nada. Que sepamos, la primera pista de que hubo vida en nuestras tierras se encuentra en los yacimientos de La Araña, del pleistoceno superior. Luego llegaron los yacimientos de Nerja, las pinturas en piedra en Rincón de la Victoria y los Dólmenes de Antequera como algunos ejemplos de la evolución humana en el paleolítico y neolítico en la prehistoria.

Sin embargo, para la humanidad la prehistoria acaba con la escritura (3.500 A.C.) y en Málaga comenzamos nuestra historia con la presencia de los túrdulos y los tartesos (siglo VIII A.C.).  

Fenicios, Griegos y Cartagineses

La historia de Málaga empieza a tomar forma con la llegada de los fenicios (siglo VIII A.C.). Esta cultura oriental que utilizaba el mar como medio de transporte llegó a nuestras tierras no como invasor y sí como comerciante, su principal cualidad.

Los fenicios crearon un puerto en la ciudad, con el que nació Malaka. Y con la apertura de la ciudad al mar, llegaron los primeros avances: crearon una moneda -algo totalmente novedoso-, comerciaron con metales y con la industria de los salazones.

Estuvieron en tierras malagueñas unos 200 años, hasta que llegaron los griegos y crearon Mainaké, una colonia cercana a Malaka, entonces fenicia. Tras 70 años de asentamiento heleno, los cartagineses echaron a los griegos para asentarse en tierras malagueñas a lo largo de 300 años.

Romanos

Se produce la llegada de los romanos tras expulsar a los cartagineses en el año 206 A.C. después de las guerras púnicas. Con ellos se moderniza la ciudad y Malaca (cambia el nombre) empieza a crecer con leyes y construcciones de importancia que aún se pueden visitar en la Málaga actual, como el Teatro Romano, murallas y calzadas.

Malaca, entonces, gana presencia en el Imperio Romano y se crea la Lex Flavia Malacitana en el año 81 D.C. La mayoría de la ciudadanía se hace cristiana. El puerto sigue siendo el principal motor de la ciudad y la industria más importante es el salazón con el garum (pasta de pescado) como producto estrella.

La caída del Imperio Romano a finales del siglo V no alteró la tranquilidad en tierras malagueñas hasta la llegada de los bizantinos y con poca presencia de los bárbaros.

Compártelo con un amigo

Share on facebook
Share on twitter
Share on whatsapp

Dejanos un Comentario

Tu email no será publicado
Tu email no será publicado

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.